Raspberry Pi y el 'Internet de las Cosas'

Por Anielkis Herrera | 9 de Enero, 2017

Índice de la colección:
  1. Raspberry Pi y el 'Internet de las Cosas'
  2. Conectores del Raspberry Pi

El Internet de las Cosas

Producto del incremento de dispositivos inteligentes conectados a Internet, ha tomado relevancia el término “Internet de las cosas”. Equipos que hace pocos años no se hubiera pensado conectarlos a Internet o que podrían hacer más de lo que comúnmente venían haciendo como neveras que avisa cuando un producto esté a punto de caducar o realiza un pedido a domicilio cuando se queden pocos en su interior. Una mayor cantidad de dispositivos inteligentes e interconectados abre nuevas posibilidades de desarrollo. Pero no es necesario comprar un Smart TV, sino que podemos hacernos de herramientas para dotar a nuestro “viejo” TV de ese nivel de “inteligencia” extra y una de esas herramientas puede ser una Raspberry Pi.

Raspberry Pi

Raspberry Pi

La Raspberry Pi es un pequeño computador de bajo coste desarrollado en Reino Unido por la Fundación Raspberry Pi, con el objetivo de estimular la enseñanza de ciencias de la computación en las escuelas y proporcionar computadoras de bajo costo y alto rendimiento que la gente usa para aprender, resolver problemas y divertirse.

Con dimensiones parecidas a la de una tarjeta de crédito, un precio de alrededor de $35 usd (sólo la placa) y buen rendimiento, la Raspberry Pi se ganó un lugar meritorio (no es la única opción) entre los aficionados a desarrollar proyectos de automatización, electrónica y robótica, siendo una de las placas más utilizadas y vendidas para estos fines.

A través de los años (desde su lanzamiento en el 2012) ha pasado por distintas versiones:

  • Raspberry Pi 1 Modelo A y A+
  • Raspberry Pi 1 Modelo B y B+
  • Raspberry Pi 2 Modelo B
  • Raspberry Pi Zero
  • Raspberry Pi 3 Modelo B

La Raspberry Pi Zero es un modelo más compacto y con menos (y más pequeños) conectores especialmente pensado para disminuir el tamaño de los proyectos terminados, mientras que los modelos B se utilizan para desarrollar, probar y seguir trabajando.

Podemos encontrar proyectos como: